sábado, 31 de diciembre de 2011

La Alcancía, diez años después.

En 2001 un grupo de amigos nos juntamos con idea de sacar de los bancos nuestro dinero y ponerlo al servicio de iniciativas de transformación social: creamos "La Asociación para la Financiación Solidaria, La Alcancía" y enseguida financiamos "La Empanada Chilena",  proyecto que en realidad nos había servido de excusa para poner en marcha nuestra banca.

La iniciativa era todo lo coherente que supimos hacerlo: el fondo económico del proyecto estaba guardado en "calcetines" caseros, las decisiones se tomaban en asamblea, se trabajaba en equipo, contábamos con espacios informales de encuentro, ofrecíamos asesoramiento para la viabilidad empresarial, prestábamos especial atención a mujeres, jóvenes e inmigrantes... Además, cualquier proyecto que pretendiera ser financiado por La Alcancía tenía que cumplir algunos requisitos medioambientales, sociales y de autogestión, precisamente los que entendíamos que podían transformar nuestra sociedad.


La iniciativa fue muy bien acogida entre los movimientos sociales de Cádiz y en los círculos de la economía solidaria y de financiación alternativa, y diez años después de su creación -cuatro desde que echáramos el cierre- sigo pensando que aquella idea fue de las mejores y más coherentes de todas en las que he participado.

No obstante, es posible que en Cádiz no se cocieran entonces tantas iniciativas ajustadas al perfil que exigíamos, lo que nos condujo a cierta inactividad que, con el tiempo, dejó el dinero en los calcetines y a la asociación sin sentido: en los seis años de vida de La Alcancía estudiamos unos diez o doce proyectos de los que llegamos a financiar sólo tres o cuatro. Después de eso he visto florecer varios proyectos interesantes en Cádiz y creo que tenemos por delante una época en la que veremos bastantes más; alguno de ellos, espero, nos tome el relevo, que hará buena falta. ¿Alguien se anima?

Alcancieros y alcancieras: ¡un brindis por nosostras!

1 comentario:

Urriellulandia dijo...

Las transformaciones suelen producirse de forma progresiva para conseguir cierta estabilidad , quizás esta (la alcancia) sea uno de los puentes que sea necesario tender para transformar poco a poco la realidad que nos rodea.

Saludos y gracias.